5 tips para que sus audios o grabaciones suenen como profesionales​10 min read

Este artículo quiere ayudarte en cada una de las etapas en las que estés, si eres un locutor súper experimentado, alguien que simplemente quiere grabar audio desde casa para hacer un podcast con sus amigos o trabajas en una emisora de radio y quieres oírte mejor desde casa.

Edúcate y práctica siempre mientras puedas

Aunque, a veces el problema no es de quien te graba sino que cuando empezamos a grabarnos no sabemos muchas cosas, es normal y al no educarnos a nosotros mismos constantemente, puede que cometamos errores para entregar lo mejor de nosotros en la grabación o puesta al aire.

De igual manera, a la edad que sea, a todos nos pasa por algunas cosas porque finalmente somos: Seres Humanos.

Por ejemplo, en casa puedes tener un equipo técnico maravilloso y de última tecnología, pero si tu desempeño (performance) es poco educado, como resultado,  la grabación va a ser buena pero siempre puede ser mejor.

Mejora tu desempeño cada que puedas y escucha tu trabajo cada tanto para que así vayas avanzando.

Primero, aprender todos los días es importante ya que lograr una velocidad mayor con un trabalenguas, un ejercicio de respiración adecuado, o hasta leer en voz alta, genera competitividad en tu desempeño.

Acústica y patrón polar

Importantes para tener en cuenta en tus grabaciones desde casa

Antes que nada, de estas dos ccaracteristicas depende en gran parte tu trabajo o grabación final.

Además de otras cosas. 

Principalmente ubicar el valor negativo del patrón polar del micrófono respecto a la fuente de ruido o posible ruido, que se pueda generar en el espacio de grabación, es determinante y va  a ayudar a que no tenga tanto ruido tu grabación.

Esto último, con un patrón polar bidireccional o Omnidireccional / 360° funciona distinto porque atrapa todo en general.

De igual manera si hasta acá, desconoces el término patrón polar: puedes ubicarlo en alguna parte del micrófono con estos dibujos de color azul: el más comun es el cardioide

la forma cómo los microfonos reciben el sonido

Ahora bien, si estás grabando con un micrófono “manos libres”.
Es decir, ese micrófono que por lo general viene con los audifonos de los móviles. Ese por lo general, es cardioide.

Su valor negativo se va a dar por donde no tienes orificio de entrada de sonido, en el micrófono manos libres de tu celular. Si desconoces por completo el patrón polar de tu micrófono yo puedo ayudarte a encontrarlo así como ajustar la acústica del espacio en el que te encuentras, no dudes en consultarme acá pues esta es la forma en la que cada micrófono recibe el sonido. Es distinto grabar frente al vidrio de tu ventana, que frente a una pared; de igual forma los ángulos en los que puede llegar a difundirse tu voz dentro del espacio en el que te encuentres, entendiendo que este espacio no está acondicionado para grabar. Evita las esquinas de este espacio (sala, comedor, alcoba).

Equipos para grabar

Puedes grabar desde cualquier lugar, pero si tus dispositivos de grabación se ven afectados por ruidos, que no son generados por el entorno; por ejemplo: un cable de micrófono mal aislado, un en corto, el celular encima de la interfaz o un manos libres con corto, esos y muchos otros aspectos técnicos adversos y ajenos al desempeño de tu voz o la acústica del espacio de grabación, pueden generar ruidos incomodos en el resultado final de la grabación. Si te pasa esto, lo mejor va a ser revisar cada elemento desde la fuente de origen para determinar qué puede estar generando cada ruido o ese ruido en especifico.

La posición del micrófono

Es importante la ubicación del micrófono en el espacio de grabación y tu ubicacion en ese espacio. Para entender esto último hay que conocer el “axis” del micrófono. Este es un claro ejemplo del axis del micrófono. Es la forma en la que la voz o la duente de sonido va a impactar de forma más directa al micrófono que uses.

 En la imagen vemos un parlante, monitor o fuente de audio, en la parte superior emitiendo sonido. De izquierda a derecha el popular y emblemático micrófono SM57 de la marca SHURE está ubicado directamente a la fuente de sonido representando algunas de las posibles opciones que se pueden presentar. Recuerda que el parlante para este caso, es quien va a grabar. On Axis: directo, off axis: no tan directo. 

Por ejemplo: si te encuentras en un espacio y no tienes anti pop para tu micrófono, la solución ahí puede ser grabar fuera de axis del micrófono. Así la fuerza al pronunciar las “P” en tu grabación no quedarán registradas como golpes o tan pronunciadas en el Micrófono. Esto depende de la proximidad de tu boca y del ángulo en el que impacta tu voz el micrófono.

Prueba un trabalenguas con la letra “P” y “T” antes de grabar para medir la distancia a la que debes estar del micrófono y que no se sienta el ambiente en el que te encuentras.

Entendiendo el tema del axis, también influye la proximidad de nosotros frente al micrófono, para grabar algo grabe debemos acercarnos y si vamos a gritar o decir algo muy animados debemos alejarnos. Estas básicas de dominio de micrófono aportan al primer punto de este post. Educarnos y practicar. Ahora bien, el micrófono es como el oído de alguien: de lejos puedes gritar “auxilio” y de cerca puedes “pedirle la hora o susurrarle”. Ahora, es muy distinto grabar de lado(90° al axis), a 45° (como en la imagen de la derecha), de frente o en una forma tangencial al micrófono. Recuerda que la tangencial es para regular las letras consonantes oclusivas o letras como P, T, K, B, D, G.

Por favor: Nunca pruebes un micrófono golpeándole la cápsula. Prueba con un trabalenguas con P o T para regular la ganancia y escoger la proximidad necesaria en ese espacio.

Para recapitular. Si tu espacio está cero acondicionado acusticamente para grabar. Te recomiendo grabar con un micrófono Dinámico, esto porque al hacerlo con uno de condensador puedes capturar ruidos que no necesitas en tu grabación de voz pero están siendo capturados por el microfono. Ejemplos de Dinámicos conocidos: SM57, PG48 y SM58 los tres son micrófonos dinámicos de SHURE.

Pero… Es que ya tengo un micrófono condensador en un espacio no muy controlado acústicamente ¿Qué hago?… ¿Lo vendo? No, no lo vendas, te sirve pero para grabar tendrás que controlar un poco más de indicadores para sacarle el máximo provecho y ofrecer calidad en tu grabación o emisión. Ahora bien, si estás grabando en la sala o livingroom, por poner un lugar de la casa; los posibles sonidos emitidos por cosas como: lavadora, nevera o teléfono fijo… Pueden afectar el audio. Intenta que todos estos aparatos estén en el máximo silencio posible mientras estás grabando. De no poder hacerlo deja el tiempo que consideres necesario para identificar el sonido característico de cada elemento, que habita el espacio en el que grabas; por ejemplo: si dejas grabando el tiempo prudente para saber cómo es cada uno de esos sonidos: lavadora, ventilador del computador, el sonido de finalización del Horno microondas, el citófono, el timbre del apartamento. No todos van a sonar al tiempo pero al poderlos identificar posterior a la grabación podrás restaurar la grabación y en algunos casos hasta retirarlos; como cuando le pasas una cinta a una chaqueta llena de pelos de gato para limpiarla.

Otro punto a tener en cuenta después de “controlar” la mayoría de ruidos que puedan afectar la grabación es: regular la ganancia del micrófono. Es decir: La cantidad de sonido que puede recibir tu micrófono, en los micrófonos USB que se conectan directo al ordenador es una perilla que gira de 0 a 100, por decir un valor ascendente. Estando en 100 el micrófono puede contarte lo que pueden estar pensando tus vecinos JAJAJAJAJ Bueno, no tanto pero sí pero en el máximo de ganancia la captura será general y muy detallada para un micrófono condensador. Esta será equivalente a lo que esté en el ambiente donde se encuentre el micrófono.

Con un dinámico como los mencionados anteriormente, no pasaría esto porque el ruido debe estar muy cerca del micrófono o tener una intensidad suficiente para afectarlo pues el micrófono dinámico trabaja con un factor de proximidad que captura el sonido que se encuentra más cercano a su cápsula.

Ojo con esto. No confunda por favor Ganancia con Volumen. La ganancia es cuanto recibe mi micrófono. Y el volumen del mismo micrófono es a que intensidad escucho lo que recibe mi micrófono. 

Ahora bien, en caso de tener un Micrófono con interfaz de audio, la ganancia puede ser “Gain” en inglés ubicada en la interfaz o tarjeta de sonido, es decir: la línea de entrada de la interfaz de sonido o tarjeta de sonido por donde viaja el sonido que entra del micrófono pasa por el cable y la tarjeta decodifica para pasar por USB al DAW (Digital Audio Workstation) instalado en tu ordenador. puedes encontrar “gain de Micrófono” y “gain de Audifonos” al lado de cada uno de estos estara el dibujo respectivo para cada uno.

El audio viajaría así: -> (Mic) -> (Interfaz) -> (Ordenador) Con controlar en la interfaz el nivel de ganancia es más que suficiente. Si algo de lo que te he contado hasta ahora es confuso puedes preguntarme sin lio en mi perfil

Base de microfono y audifonos

Después de grabar... a trabajar.

Antes que nada elige el DAW que prefieras, llámese: audacity, Soundforge, AdobeAudition la versión portable de Audition te puede funcionar muy bien para reconocer el programa y así decidir si es la opción que necesitas; Protools, tiene una versión First puede ser muy útil para iOS; Logic, Musicales como: cubase, reason, Fl Studio y básicos como nadie: garajeband. El requisito principal es que te permita hacer procesos con los diferentes audios que vas a incluir y más adelante integrar plugins. Conocidos como VSTs para cualquier plataforma o AAX para ProTools específicamente. En cuanto a plugins o procesos posteriores a terminar de grabar y así ajustar la grabación, primero será importante grabar a una medida de -12 dB y con eso tener un rango de acción. Sincretismo químico de audio: Una grabación por encima de eso puede quedar saturada al aplicarle procesos de post producción, y por debajo insaturada. Como una foto alargada sin las restricciones de proporción necesarias.

Has terminado de grabar y te aconsejo que lo primero que hagas sea: Normalizar a -1 o -3 como prefieras, después identifica esa clase de cosas que no te gustan en el audio como: ruidos o salivas en la grabación. Si el ambiente es poco controlado, lo recomendado será poner a grabar un poco de ese ambiente y dejar un espacio de 5 segundos mínimo para capturar el mismo ambiente de la habitación en reposo. Esto ayudará a retirar ese ambiente con posteriorridad. Si quieres aprender este proceso preguntame cómo hacerlo en mi perfil. De esta forma, puedes comenzar a post producir el audio que grabaste en tu ordenador y ponerlo tan prolijo como quieras para lograr lo que tengas proyectado.

Espero tus comentarios, son importantes para generar conocimiento entre todos y gracias por llegar hasta acá. Lo importante es que con lo único que te quedes sea con todas las dudas resueltas. Si tienes más puedes hacerlas acá o en mi perfil.

Leave a Comment